Comparador de estudios universitarios

Aún no has añadido estudios al comparador.
Usa el buscador y obtén comparativas de los estudios

Alojamiento en la universidad

En Perú, al igual que en cualquier país del mundo, hallarás distintas opciones de alojamiento que varían de acuerdo a los gustos y presupuestos de cada viajero. Depende ti escoger el que más se ajuste a tus necesidades. Nuestra recomendación es que te inclines por un sitio que se encuentre relativamente cerca del centro de estudios al que asistirás. De esta forma, perderás menos tiempo en viajes, a la vez que ahorrarás dinero.

En este país la mayor parte de universidades no cuentan con residencias o apartamentos propios para alojar a los estudiantes. Sin embargo, puedes buscar en el mercado privado, donde sí encontrarás ofertas de este tipo de hospedaje. 

Ten en cuenta que el alojamiento es uno de los costes más altos que afrontarás mensualmente durante tu estancia, por lo que la búsqueda tiene que ser una actividad realizada con tiempo y paciencia.

Ten siempre en mente que en la mayoría de los casos las Oficinas de Asuntos Internacionales ofrecen asesoramiento y asistencia en la búsqueda, no dudes en consultar. 

A continuación te ofrecemos información sobre los diferentes tipos de alojamiento que podrás hallar en Perú.

Residencias universitarias

Este tipo de alojamiento es uno de los más elegidos por estudiantes tanto nacionales como internacionales, ya que es una opción barata.

Se trata de casas donde los espacios comunes como el baño, la cocina, la lavandería y las salas de estar son compartidos por jóvenes. El costo de alquiler varía dependiendo de la localización de la residencia, pero suelen ser muy accesibles y por lo general, los servicios como agua, luz e Internet se encuentran incluidos en la cuota mensual. 

Lo fantástico de las residencias es que puedes conocer y compartir tu vida con muchos estudiantes, conocer nuevas culturas y hacer amigos fácilmente, pero también tienen su lado negativo y es la pérdida de privacidad.

Como ya hemos mencionado anteriormente, para buscar esta clase de alojamiento, será útil que preguntes en la Oficina de Relaciones Internacionales de tu universidad de destino si cuentan con algún convenio con alguna residencia privada o pueden recomendarte alguna. 

Pisos compartidos

Alquilar una habitación en un piso compartido es otra opción para alojarte y es ideal si lo que quieres es tener más independencia y privacidad. Comúnmente, tendrás una habitación privada y compartirás los espacios comunes con pocas personas (dos o tres, como máximo). 

Compartir un piso también es muy útil para reducir los costes entre varias personas, tanto los vinculados al alquiler, como los de electricidad, el agua, gas, Internet, etc.

La desventaja de esta opción es resulta un poco más cara que las residencias estudiantiles y suele haber bastante demanda, especialmente en las ciudades importantes, por lo que tienes que realizar la búsqueda con anticipación. Otra desventaja es que los propietarios de los pisos suelen pedir un depósito como garantía, equivalente a dos o tres meses de alquiler. Esto no es un problema si tienes en cuenta que cuando finaliza el contrato, te es devuelto en su totalidad, pero tienes que contar con el dinero en efectivo a la hora de firmar el contrato.

Para buscar un piso compartido para alquilar, puedes comenzar consultando en la Oficina de Relaciones Internacionales de tu universidad de destino si cuentan con alguna lista de departamentos disponibles. Asimismo, puedes revisar la edición dominical del periódico El Comercio que cuenta con una sección de avisos clasificados donde se anuncian distintos tipos de alojamiento. 

Casa de una familia peruana

Algunos estudiantes prefieren vivir en una casa de familia. El estudiante debe contactar primero con la universidad donde estudiará para saber si cuentan con una lista de contactos de familias “de confianza”. Este tipo de viviendas ofrecen habitaciones en alquiler a estudiantes extranjeros donde pueden tener una habitación privada y comparten el baño, la cocina y otras áreas comunes. La ventaja de vivir en una casa de familia es que el alquiler, por lo general, incluye el consumo de agua, electricidad y un desayuno continental.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.